martes, 22 de enero de 2013

Quino Salvo: Un 'toro', un gran personaje


Defendiendo con el Forum. (Foto: Gigantes del Basket).
Quino Salvo es, probablemente, uno de los grandes personajes del baloncesto español. Quien lo conoce bien habla de su humor incontenible, de su fuerte carácter, de lo cercano y lo iracundo que puede ser al mismo tiempo. Y que tiene un corazón enorme. No le conozco más que por teléfono de varias veces que hemos hablado, pero tiene toda la pinta de que es así.

Aparte de eso, Quino fue probablemente un adelantado a su tiempo como jugador. Solo hay que ver las fotos antiguas para confirmarlo. Medía 1,91 y jugaba de escolta-alero, pero lo que más llama la atención es su físico. Era un 'toro' en una época --finales de los 70 y principios de los 80-- en la que los jugadores exteriores solían ser más bien 'tirillas'. Pero él era veloz para su corpulencia, fieramente competitivo, y las enchufaba de fuera, además de gozar de buena visión de juego.

Esa conjunción de virtudes le dio para estar mucho tiempo en la élite, a caballo entre la antigua Liga Nacional y la ACB, aunque no para la selección absoluta, coto privado de gente como Epi, Margall o Sibilio. Sí estuvo en la junior, logrando el bronce en el Europeo del 76.

En Zaragoza, pre-ACB.
Empezó entonces una carrera en la que, asegura, fue "feliz en todos los sitios, menos en uno". No lo dirá, pero hay que descartar un sitio entre Zaragoza (1978-83), Lliria (83-84), Valladolid (84-89), Atlético de Madrid (89-90), Sevilla (90-92) y Askatuak (92-93). "Para mi peso era súper rápido", reconoce como clave.

Tiene razón al quejarse de que sus números globales en ACB (239 partidos y 9,8 puntos en 29 minutos) no le hacen del todo justicia. "Habría que sumar los datos de la Liga Nacional, ¿no? Y antes para que te añadiesen una asistencia se la tenías que dar al que anotaba debajo del aro", lamenta. Especialmente importante, creo yo, fue en el crecimiento de dos franquicias importantes como Forum y Caja San Fernando.

"Aquel era otro baloncesto. Gente de entonces no podría jugar ahora. Y seguramente al revés. Yo creo que ahora es todo más simple tácticamente, menos creativo. Muchos equipos lo único que hacen es 'pick and roll'. Hay mucha menos inteligencia en las pistas. Para ver algún partido realmente bueno, como el Barcelona-Madrid del otro día, es realmente complicado", apunta.

En el banquillo (Foto: FEB)
Justo después de retirarse pasó a ser entrenador profesional (ya llevaba años dirigiendo a niños), ascendiendo al Cantabria Lobos a la ACB. También ha dirigido a otros LEBs (Huelva, Menorca, Palencia, Los Barrios Vigo) y últimamente en EBA (Marín hasta el 2012). Esta temporada no tiene banquillo, centrándose en su otra actividad (la seguridad privada).

"El tema es estar bien donde estés, da un poco igual la categoría en la que andes. Hicimos buen baloncesto en EBA y promocionamos a algunos chavales que tienen futuro", apunta.

Todo un personaje.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada